Vosotros, mis suscriptores sois mi mayor motivación para continuar escribiendo. Si deseas unirte a Lolalandia, solo necesitas dejar tu email aquí, ya sois 5.451

Cuéntame qué haces y te buscaré cuando te necesite

Posted on 0 2 Minutos 480 Lecturas

 

Hace tiempo que no escribo para mí.

El trabajo lo ocupa todo, días, noches y hasta sueños. El trabajo al que he decidido ocuparme dando lo que puedo y lo que sé.

Ahora me ocupo de problemas concretos, problemas que son importantes para aquellos que lo padecen y que no saben cómo resolverlos. Pequeñas empresas y autónomos que no comprenden qué están haciendo para perder clientes, que ven cómo su trabajo cada vez es más escaso. El mundo ha cambiado para muchos de repente.

Puede compararse al sentimiento de muchos divorciados cuando «salen al mundo» y perciben que nada es igual que antes. Voy a tratar de explicarlo.

La mayoría de los problemas que encuentro son resumibles en varios puntos:

Falta de información o quizás es el exceso de ella, ya que es complicado discriminar cuál es útil y cuál no. Falta de confianza en las herramientas que pueden ayudarles, y por último algo que cada día es más frecuente, la falta conciencia de que el mundo ha cambiado.

Este último punto es bastante preocupante, hay una brecha considerable entre aquellos que aún trabajan como hace unos 25 años atrás, los que intentan asimilar qué existe ahora y los más afortunados, aquellos que construyen el futuro transformando el presente.

La diferencia entre unos y otros no se encuentra en la edad, ni en la formación que han recibido, está principalmente en la capacidad de definir un objetivo claro y emplean todos los medios para lograrlo. Confían en sí mismos para contribuir junto a otros en ese cambio necesario, imprescindible y que conduce a la mejora en la vida de todos.

¿Vamos a resolver problemas? La actitud que hoy prevalece es la que se centra en resolver los problemas de los demás. Es necesario contar cómo lo hacemos y porqué, cuál es el motor que nos impulsa a creer que es posible, que nuestra contribución dejara detrás de nuestra intervención su mundo mejor, más fácil, sencillo y cómodo.

Vamos a contar cómo esa idea genial es distinta a otras, los matices que hemos encontrado y que otros no.

Vamos a contar que para cada tipo de persona hay un tipo de solución y nosotros encajamos en su forma de ver el mundo y resolver sus problemas.

Vamos a hacer a todos partícipes, ¿es lo que queremos?

Vamos a contar qué hacemos, cómo lo hacemos y el porqué. Hoy es más sencillo que nunca.

 

 

signature

Deja un comentario

Se el primero en comentar