2.1. Rasgos generales, encuesta

 

Entre las preferencias y búsquedas que realizan en Internet los jóvenes, la información sobre la actualidad en los medios tradicionales no goza de un lugar destacado. En este capítulo se trata de descubrir y conocer los medios que mayoritariamente consumen como alternativa. También se analizará la evolución, la situación, y la adaptación a la que han debido someterse los medios en su intento por no perder las actuales y futuras audiencias.

En el primer capítulo, se observó y demostró a través del estudio de Casero Ripollés el interés de los jóvenes respecto a la información, y que existe una demanda mayor de la que se oferta. Este interés no se manifiesta a niveles prácticos y en términos generales, ya que los jóvenes afirman  no consumir medios informativos en la misma medida de su interés. Nos encontramos de esta forma con una situación contradictoria. Por un lado, los jóvenes afirman tener interés en conocer las noticias sobre la actualidad y por otro lado, el escaso consumo de productos informativos ofrecidos por los medios.

Todo ello puede estar justificado por la falta de adecuación del mensaje a este segmento de la población, tanto en la forma como en el contenido. Es por ello que conviene centrarse en el análisis de los medios de comunicación y las estrategias que están utilizando actualmente. Estrategias que no están consiguiendo conectar con el público de la Generación Digital.

Aunque existen encuestas realizadas en estudios precedentes que sirven de base para conocer los hábitos, intereses y comportamientos de los jóvenes, se ha estimado oportuno elaborar un formulario dirigido a los jóvenes con diversas preguntas respecto a la forma de comunicación, metodología para acceder a las noticias, formato y soportes de medios consumidos y las circunstancias que rodean al acceso a la información de actualidad. El objetivo principal es la comprobación de datos a este respecto y aportar otros que posiblemente no estuvieran presentes con anterioridad.

La encuesta se ha realizado a través de redes sociales, concretamente, Facebook y Whatsapp, a grupos de alumnos y compañeros de clase de distintos centros públicos y privados y en zonas diversas de Sevilla, Madrid y otras ciudades de la geografía española. Los datos se recogieron entre los días 8 y 11 de enero del año 2015. Las respuestas no se vieron afectadas por la localización, tipo de centro de estudios o estatus socioeconómico familiar. No se realizó a jóvenes no escolarizados, todos ellos están en formación secundaria o universitaria. La muestra comprende 260 jóvenes entre los 14 y 23 años.

Las preguntas realizadas fueron:

• ¿ Si algún tema en particular te interesa, ¿como accedes a la información?

En esta ocasión se trata de ampliar los métodos de búsqueda de la información en un sentido más amplio, no exclusivamente en lo referente a la información sobre actualidad o relacionado con los temas que son más frecuentes en las escaletas de telediarios o en la prensa generalista como son la economía, la política, los sucesos, etc.

• ¿Qué medio de comunicación empleas para informarte sobre las noticias u otros contenidos de actualidad? ¿Lo haces por iniciativa propia? Por favor especifica si es televisión, prensa, radio, internet, etc.

Se quiere descubrir qué medios de comunicación concretos consultan. Al no especificar si se trataba de televisión, prensa, radio, etc., se intercalaron respuestas tales como Google o Internet especialmente por los más jóvenes. Conocer si un joven toma la decisión por iniciativa propia de consultar las noticias o ver un Telediario es un dato relevante a la hora de establecer el interés por la información, o por el contrario sucede por el hecho de compartir con la familia la programación que sus padres escogen (1), el diario que compran, etc.

• ¿En qué cadena ves el ‘Telediario’?

La respuesta pretende proporcionar información sobre el canal o canales de preferencia. Comprobar si existe la fidelidad a un solo medio televisivo o se practica el ‘zapping’. Los datos proporcionados no fueron suficientes para establecer una media estadística, ya que entre la mayoría de las respuestas o se incluía, “la que mis padres ven” o mencionaban una media de tres cadenas distintas incluyendo las autonómicas.

• ¿En internet, cuál medio de información lees? En caso afirmativo indica el nombre. En caso negativo indica cómo realizas la búsqueda y selección de noticias.

Localizar los hábitos de lectura informativa en Internet de medios digitales tradicionales, blogs o determinadas webs es uno de los objetivos de este estudio. Tratar de averiguar qué medios consideran más afines a sus preferencias o gustos.

• ¿Empleas Redes Sociales para acceder a la información de la actualidad, conversar o para ambas cosas? ¿Cuáles utilizas más? Indícalas por orden y preferencia de uso.

Los jóvenes emplean las redes sociales fundamentalmente para conversar e interaccionar con los círculos de amistad tanto reales como virtuales. Se trata de conocer si también son empleadas para el intercambio de enlaces sobre información publicadas en los medios de comunicación o videos de cadenas de televisión.

• ¿Sigues a medios o periodistas en las Redes Sociales?

Trata de comprobar la efectividad de la presencia de los medios de comunicación y periodistas en las Redes Sociales para alcanzar al publico juvenil.

• ¿Comprendes las noticias en prensa y en televisión?

Tal y como en los estudios y análisis de la FAD y de Casero Ripollés indicaban, un factor a tener en cuenta es la comprensión del mensaje transmitidos de los medios. Tener una visión actualizada de este factor se ha considerado pertinente ya que es uno de los fuertes condicionantes para que este público permanezca alejado de los medios de comunicación y se dirija a otras alternativas.

• ¿Comentas con tus padres y en familia las noticias de actualidad?

Las relaciones interpersonales y grupales en la adolescencia suponen una gran influencia en la formación de la opinión. Considerar a la familia como un factor a tener en cuenta sobre la percepción de la realidad es fundamental, ya que los padres pueden actuar (o no) como intermediarios de la información que se transmiten a través de los diferentes medios de comunicación.

• ¿Confías sobre la veracidad de los contenidos que encuentras en los medios de comunicación?

Trata de conocer la credibilidad que los jóvenes depositan en los medios y establecer la posible relación entre el empleo de los medios de información y los hábitos de consulta, navegación y por tanto preferencias.

 

2.1.1. Análisis de resultados

 

Existen dos circunstancias sobre la forma en la que los jóvenes acceden a la información (Gráfico A). Por un lado, las noticias que reciben sin búsqueda previa, (televisión en el horario de las comidas, la radio puesta en casa o la prensa que compran los padres) como es el caso de la televisión, la radio o la prensa escrita. Por otro lado, la información que es localizada por una búsqueda expresa o que intercambian por las redes sociales.

A través de qué medios se informan los jóvenes
Gráfico A: A través de qué medios se informan los jóvenes
Fuente: Propia

 

Respecto a la recepción de información sin búsqueda previa; un 56% de ellos afirma ver los informativos por este medio al coincidir con los horarios de las comidas en familia y estas mismas circunstancias se dan con la radio, un 15% incluyendo los boletines informativos a través de las emisoras musicales. La prensa generalista es consultada en edades superiores a los 18 años, aunque tan solo por un 15% de la muestra. En el caso de prensa escrita exclusivamente y de forma ocasional, porque sus padres la compran, un 5% la leen.

Sobre las cadenas de televisión en las que ven las noticias, los datos son insuficientes y poco concluyentes ya que tan solo 26 de los encuestados proporcionó esta información. Al no ser ellos quienes deciden ver los informativos, principalmente los más jóvenes desconocen o no recuerdan en qué canales las ven. Las respuestas concretas provinieron de los mayores de edad, que coinciden en ver varios canales, siendo los más frecuentes, Antena 3, RTVE, Telecinco, y las cadenas autonómicas, en este orden por número de veces mencionadas. En prensa, de la misma forma, afirman leer indistintamente varios medios impresos, aunque con mayor frecuencia El País, ABC y El Mundo o la prensa deportiva.

Por otro lado, se encuentran las búsquedas intencionadas, en la cual si coinciden en todas las edades en su búsqueda por Internet(2) el 100% de los encuestados y más concretamente, citan además, a Google un 55% de ellos (Gráfico B). Esta búsqueda, que se realiza introduciendo palabras claves determinadas o ‘keywords’ es el método de llegar a enlaces que les dirige hacia los medios digitales, y siempre escogen los que ocupan las primeras posiciones.

Esto lleva a un análisis sobre la importancia de las acciones de posicionamiento SEO y SEM(3) que realizan los medios online, ya que la franja más joven y más activa de los navegantes en Internet no reconoce ningún medio especifico como referente de información.

La encuesta, revela que la realización del ‘click’ o selección del enlace correspondiente es motivada por un titular atractivo o comprensible y al ‘atractivo’ de las primeras palabras u oraciones de la entradilla o lead. De esta forma, la construcción tradicional de la información periodística, apoyada en acciones y conocimientos fundamentales de las técnicas de posicionamiento y marketing digital son fundamentales para alcanzar a la generación objeto de este estudio. La carencia de referentes sobre la calidad, fiabilidad y confianza de los medios de comunicación hace que el tipo de información a la que acceden los jóvenes esté condicionada entre otras razones por esta combinación de técnicas tradicionales y actuales.

Información recibida a través de las Redes Sociales

Respecto a la información recibida a través de las Redes Sociales (Gráfico B), el 75% y 70% afirma acceder a ella a través de Facebook y Twitter respectivamente, por aparecer en su ‘Time Line’(4). Google+ es empleada por el 55% y Tuenti tan solo por un 25%, éstas últimas prácticamente no se utilizan con fines informativos. Tan solo los jóvenes que corresponden con la franja de mayor edad afirman seguir periodistas y medios de comunicación, quedando la información en la mayoría de los casos sujeta a la lectura de los titulares y comentarios al respecto.

Redes sociales más utilizadas por orden y preferencia de uso
Gráfico B: Redes sociales más utilizadas por orden y preferencia de uso.
Fuente: Propia

En las redes sociales se comparte información de todo tipo, desde noticias de medios, blogs, páginas independientes, memes, etc. Aportan un gran valor para ellos los comentarios que se generan entorno a las publicaciones. A través de Whatsapp existe una comunicación constante, la emplean el 100% de los encuestados.

 

2.2. Medios Informales: El entorno familiar y de amistad

 

Los jóvenes afirman que un 70% de las consultas sobre asuntos de actualidad LAS realizan a medios que denominaremos ‘medios informales’, es decir, familia y amigos. Según los resultados de nuestra encuesta, son la segunda fuente informativa, ligeramente por delante de las redes sociales con un 63%. Google, se sitúa en primer lugar siendo el lugar preferente para realizar consultas. Los jóvenes, mayoritariamente adquieren nociones de la actualidad por Internet y amplían sus conocimientos a través de conversaciones con grupos de confianza, como son la familia y los amigos, siempre en el espacio interpersonal (Gráfico C).

Si algún tema en particular te interesa, ¿como accedes a la información?
Gráfico C: Si algún tema en particular te interesa, ¿como accedes a la información?
Fuente: Propia

Influencia de la familia y amigos

 

Para la Generación Digital, posee gran importancia la familia y los círculos de amistad. El 90% de los encuestados, preguntan, consultan y conversan con sus padres sobre temas de actualidad como se muestra en el Gráfico D, especialmente para recibir explicaciones de temas o conceptos que no comprenden al ser leídos, vistos o escuchados en los distintos medios de comunicación generalistas (televisión, radio o prensa online).

¿Comentas con tus padres y en familia las noticias de actualidad?
Gráfico D: ¿Comentas con tus padres y en familia las noticias de actualidad?
Fuente: Propia

De hecho, el informe “Jóvenes españoles 2010”(5) ya ponía en antecedentes lo que supone un cambio considerable en las relaciones intergeneracionales concluyendo, que la juventud considera muy importante y ante todo, la familia, la salud y los amigos.

Las relaciones con los padres mejoran en las últimas décadas. La familia, se convierte cada vez con mayor fuerza, en un lugar privilegiado tanto para la generación de ideas, para la interpretación del mundo como de búsqueda de apoyo y consejo. Posiblemente el clima de confianza es generado por el espacio que se otorga actualmente para la libertad y la autonomía. El ambiente familiar es más tolerante y, como afirma Javier Elzo, central como agente de socialización y espacio donde orientarse y encontrar apoyo:

“Preguntados los escolares vascos de la ESO (trabajo de campo, diciembre 2007- enero 2008) por los agentes de socialización donde, según ellos, se dicen las cosas más importantes para orientarse en la vida”, la familia aparece en primerísimo lugar con un 91% de escolares que la apuntan, seguida, ya a distancia, por la escuela con un 54% de escolares en mencionarla y el grupo de amigos, 53% de menciones. Ya con notoria menor frecuencia hemos de encontrar los libros (27%), los Medios de Comunicación Social (22%), la calle (16%), Internet (14%) (6)…”

En los círculos de amistad, es de gran importancia el boca a boca, lo que le cuentan y opinan. Aunque en algunas de estas conversaciones tratan sobre asuntos sociales y políticos, no siempre se reconocen como parte de la actualidad, como se analizó en las jornadas ‘Jóvenes y medios de comunicación’(7). Parece que existiera una cierta distancia entre sus conversaciones y aquellas que atañen al espacio público, una distancia que puede responder a la división entre el mundo de los jóvenes y el mundo adulto.

En esa transición del mundo adolescente al mundo adulto se encuentran algunas de las motivaciones por la búsqueda de información, que es proporcional al sentimiento de responsabilidad alcanzado con la mayoría de edad. Entre ellas, la responsabilidad del voto y la toma de decisiones respecto a cual política escoger. Es el hecho de pasar de ser sujeto pasivo en la sociedad a la participación directa y activa. La búsqueda de información y conocimientos aumenta a medida que dicha participación se torna más activa y se acercan por otro lado al momento en el cual se sienten con mayor independencia de la unidad familiar.

2.3. Medios Formales: medios de comunicación y los jóvenes

La llegada de las nuevas tecnologías han supuesto alteraciones importantes tanto en el modo de comunicar como en el de organizar los conocimientos e incluso las relaciones sociales que pueden ser tanto en la forma ‘offline’ como ‘online’. En una visión general sobre los medios actuales se observa como el escenario ha cambiado considerablemente con el cambio generacional. Se han transformado las relaciones sociales, los debates públicos y los canales informativos.

En la situación actual coexisten los medios tradicionales con los nuevos modelos comunicativos, fusionándose como es el caso de la prensa digital, donde cada vez es más frecuente los contenidos audiovisuales en las noticias, y en la televisión en la que ocupa un papel fundamental el efecto “doble pantalla”. Todo ello además es posible desde el teléfono móvil, que abarcando segmentos de la vida cotidiana manteniéndonos en contacto permanente con la actualidad.

De esta forma, por un lado conviven el modelo clásico centralizado en la comunicación de masas donde no existe la participación y el feedback reduciendo al lector o a la audiencia a un papel pasivo. Este es el caso de la prensa en papel, determinados diarios digitales, programas de radio y televisión que no poseen canales abiertos a la comunicación con los lectores o a comentarios de su audiencia (aunque cada vez son menos frecuentes). Por otro lado, las comunicaciones descentralizadas o las Redes Sociales, que abren espacios de discusión fuera de los filtros editoriales de los grandes medios de comunicación, como la prensa, radio y televisión. Se trata de un espacio mediático con alcance global y que permite expresiones de todo tipo, escritas o audiovisuales y de forma instantánea.

Los medios de prensa digital han tenido que adaptarse a los nuevos hábitos y tecnología, del mismo modo que la radio y la televisión, y no sólo a través de la creación de nuevos portales oficiales, también con la apertura de informaciones a comentarios de usuarios. Ejemplo en medios audiovisuales como la ‘Televisión a la carta’, emisiones en primicia, contenidos exclusivos a través de la web. Los ‘Podcast’, en el caso de la radio, ya presente en prácticamente todos los canales y emisoras, la creación de blogs, cuentas en Redes Sociales como Facebook y Twitter, etc. Las aplicaciones móviles desarrolladas por los medios y el acceso a los contenidos exclusivamente a través de Internet hacen que su alcance sea universal y global proporcionando una audiencia muy superior a la que podrían alcanzar en el sistema analógico, de manera que en cualquier parte del planeta con acceso a la red, puede acceder cualquier espectador o lector a todos los contenidos emitidos o publicados y limitados exclusivamente por el idioma.

Todas estas novedades, actualizaciones e innovaciones en los medios no se percibe que haya surtido un efecto real reflejado en el público juvenil. El consumo mínimo de prensa tradicional, impresa y digital por parte de los jóvenes queda constatado en las estadísticas y estudios realizados pese a los intentos de modernización, rediseño y redefinición de contenidos o tratamiento de las noticias. La frecuencia y los hábitos quedan determinados por el consumo familiar, en una especie de consumo de rebote(8).

Por lo tanto, consideramos preferente centrar la atención en los medios que los jóvenes emplean como fuente de información tales como ciertas páginas webs, la televisión y muy especialmente el fenómeno YouTube.

Como se cita en el anterior capítulo, los jóvenes sienten una considerable incapacidad de recibir los mensajes de forma clara, comprensible y contextualizada tanto en la prensa, como en la radio y la televisión. Hasta edades cercanas a los 20 años, según los resultados de la encuesta, manifiestan no comprender, palabras y conceptos empleados a la hora de emitir o redactar una noticia. Sienten estar recibiendo imágenes o frases sueltas impactantes sin ningún tipo de explicación o contexto para comprender lo que realmente sucede.

Este hecho marca de forma considerable, o bien el desinterés, o bien la búsqueda de la información en otros tipos de medios o canales de comunicación alternativos que se analizaran más adelante.

2.3.1. Percepción de los medios de comunicación y credibilidad informativa

 

Es importante la matización sobre la credibilidad informativa que realizan al referirse a los medios de comunicación y al periodismo en general como se muestra en el gráfico E. Los jóvenes mayores de 20 años conocen las líneas editoriales de los medios y observan que existe demasiada polaridad en la información.

Confianza sobre la veracidad de los contenidos en los medios de comunicación
Gráfico E: Confianza sobre la veracidad de los contenidos en los medios de comunicación.
Fuente: Propia

Tienen la percepción del periodismo y en general de los profesionales de los medios de ser una profesión ejercida bajo tres condicionantes principales.

En primer lugar desde el control económico, en busca de beneficios y por tanto abuso del sensacionalismo. En segundo lugar, la excesiva dependencia de los ingresos publicitarios para la subsistencia y finalmente desde el interés político dificultando la realidad de los hechos.

En la infografía ‘Influencia Social de los Millenials’(9) creada por Crowdtap(10) se concluye que los medios sociales para los jóvenes tienen un 71% de credibilidad frente a los medios convencionales, una cifra que alcanza el 50% de credibilidad sobre los contenidos creados por los usuarios.

Millenials aman Contenidos Generados por Usuarios
Infografía: Social Influence, Millenials Love UGC (Millenials aman Contenidos Generados por Usuarios)
Fuente: Crowdtap.com

Siguiente entrega:

2.3.2. Medios audiovisuales, radio y televisión

2.4. Medios Digitales

La Infoxicación

2.4.1. Contenidos más buscados en Internet

2.4.2. Webs especializadas

2.4.3. YouTube

YouTube y la Televisión

 

Referencias

(1)El horario de los Telediarios suele coincidir con el del almuerzo o cena en familia. Según datos de vertele.com, 15 millones de personas ven los informativos cada día. (Subir)

(2)Se refieren a Internet como medio general, amplio e indeterminado, en Internet está lo que desean encontrar, por lo tanto se menciona como un todo sin hacer otro tipo de diferenciación. (Subir)

(3)SEO y SEM, estrategias empleadas para ocupar las primeras posiciones en los buscadores, correspondiéndose al posicionamiento orgánico en el caso del SEO y de pago previo en el SEM. (Subir)

(4)Espacio en la interfaz de la aplicación que muestra los contenidos, comentarios y enlaces que los usuarios agregados comparten en la red social. (Subir)

(5)Cfr. González-Anleo, J., González Blasco, P.: “Jóvenes Españoles 2010”. Fundación SM. Madrid, 2010.(Subir)

(6)Cfr. Elzo, J. :“La voz de los adolescentes”. Promoción Popular Cristiana. Madrid, 2008. (Subir)

(7)Cfr. Debate en las jornadas “Jóvenes y medios de comunicación: el desafío de tener que entenderse” organizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). (Subir)

(8)Son ejemplos de consumo rebote: Reciben las informaciones que les rodea por estar en el ambiente, es decir, escuchan algunas noticias porque sus padres ven el telediario a la hora del almuerzo, por recibir algún chiste político, etc. (Subir)

(9)En este estudio se incluyen jóvenes de 18 a 35 años. (Subir)

(10)Crowdtap, es una empresa dedicada a la consultoría de marketing y especializados en plataformas digitales, con clientes de peso internacional como el grupo Heineken, Johnson&Johnson, Nestlea o Ikea entre otros. (Subir)

El conocimiento de las actitudes y percepciones de la juventud respecto a las noticias es un elemento fundamental puesto que condiciona su consumo informativo. En este sentido, un aspecto importante es el grado de interés hacia la información expresado por los jóvenes. Los resultados del estudio de la Universidad de Castellón muestran que éstos conceden una puntuación media de 7,51, en una escala de 0 a 10, a esta cuestión (tabla A).

Por lo tanto, podemos deducir que las bajas cifras de consumo de noticias entre el público joven, particularmente en lo referente a la lectura de diarios, no están relacionadas con una apatía hacia la información. Todo lo contrario, los jóvenes tienen un elevado apetito por las noticias. El hecho de que les presten menos atención no se debe a la indiferencia, si no a que no quedan satisfechos con la manera cómo se les presenta la información, especialmente en los medios convencionales (Costera, 2007; Túñez, 2009; Huang, 2009; Raeymaeckers, 2002).

info1
Tabla A: Grado de interés por la información, escala de 1-10. Fuente: Casero-Ripollés (Más allá de los diarios: el consumo de noticias en los jóvenes en la era digital).

 

A todas estas cuestiones se añade la transformación que han sufrido los medios con la llegada de Internet y las redes sociales, que ofrecen nuevas dimensiones comunicativas en cuanto al tratamiento de la juventud, a las que los profesionales de la comunicación tendrán que adaptarse. En ese sentido, los medios tradicionales, asumen que, deberán alejarse paulatinamente de los patrones comunicativos unidireccionales, y tratar de buscar nuevas propuestas que generen vínculos emocionales más horizontales y participativos.

En parte, este factor explicaría que los jóvenes se orienten hacia otros soportes, como las redes sociales, para obtener la información y que hayan abandonado, en gran medida, a la prensa. Los diarios, al no adecuar su oferta a los intereses y necesidades de los lectores jóvenes, están viendo cómo éstos dejan de considerarlos una fuente prioritaria de información.

 

Estudios previos, análisis del consumo de información en los jóvenes

Los patrones de consumo de la información se encuentra en un proceso de cambio. La digitalización de contenidos y los hábitos de acceso de los usuarios crean un nuevo paradigma para los medios de comunicación hasta no hace mucho únicos en la transmisión de las noticias y la actualidad. Se han visto alterados tanto los sistemas de producción, distribución y modelos de negocio informativos como la forma en la que tomamos conocimiento de lo que sucede en nuestro entorno. Se trata de que los medios de comunicación ofrezcan el mismo servicio a un público que conoce la actualidad en el momento en que se produce el acontecimiento y los productos informativos ya no tienen la exclusiva de la novedad y la primicia.

Para comprender lo que representan las nuevas tecnologías en el campo informativo, es necesario conocer de la forma mas exacta posible al público al que se dirigen los medios. Por ello conocer los jóvenes (nativos digitales) y sus nuevos hábitos, formas de relacionarse y acceder a la información ofrecen la posibilidad de comprender hacia donde se dirige este campo y predecir la demanda.

Si siempre ha sido esencial conocer los hábitos de consumo de información de públicos objetivo, ahora, lo es mucho más, para determinar cuáles son las herramientas que emplean pues proliferan los medios, y las redes sociales lo son, a través de los cuales las ‘audiencias’ pueden recibir información.

Los últimos datos estadísticos indican que la juventud española pierde el interés por los periódicos, , que tiene uno de los índices de lectura más bajos de la UE: en 2009 sólo el 5,4% de los lectores españoles de diarios tienen entre 14 y 19 años, cuando en 2000 representaba el 7,9%. En España, según estudios de la OJD, la difusión de ejemplares de 85 por cada mil habitantes, Estas cifras indican varias posibilidades, una cifra muy baja teniendo en cuenta que la UNESCO estipula como media para un país desarrollado los cien ejemplares por cada mil habitantes.

Desde AEDE y otras organizaciones se debaten las razones del declive, los hábitos de lectura, la búsqueda de información a través de otros canales alternativos en la web, la falta de atractivo de los contenidos, e incluso falta de adaptación del lenguaje periodístico a la juventud.

 

Datos investigación de Reuters Institute Digital News Report 2014

Según estudio realizado por YouGov, para el Reuters Institute for the Study of Journalism de la Universidad de Oxford, en colaboración con otras organizaciones como la Universidad de Navarra, el 43% de los usuarios de Internet de entre 16 y 24 años consideran a Twitter, Facebook y otras redes sociales similares fuentes esenciales de información (Tabla B).

Entre los usuarios más jóvenes, sólo un 33% de los que se informan en Internet y que tienen entre 18 y 24 años visita directamente los sitios web y las aplicaciones de los medios, mientras que un 36% las encuentra a través de Twitter. En esta franja de edad, las redes sociales (62%) están a punto de desbancar a la televisión (65%) como principal fuente informativa; de hecho, ya superan a los sitios web y a las aplicaciones de los medios en seis puntos porcentuales.

Un 45% de estos usuarios jóvenes se informa principalmente a través del móvil (y un 8% adicional en la tableta), frente al 44% que lo hace sobre todo a través del ordenador. Además, los usuarios con edad entre 18 y 24 años son los que ven más probable pagar en el futuro por noticias en internet (28%), junto con la franja de edad inmediatamente superior.

La lectura de sitios web y aplicaciones de periódicos es nueve puntos porcentuales inferior en la franja de 18 a 24 años (42%) que en la de 25 a 34 años (51%). La radio duplica su seguimiento como medio informativo a partir de los 25 años (20% o más), frente al escaso 11% de los adultos menores de 25.

tabla-b
Tabla B: Top de Redes Sociales a nivel mundial frecuentadas para el acceso a noticias. Fuente: Reuters, 2014.

 

Cabe destacar de este informe que los jóvenes y las mujeres son grandes consumidores de noticias llamadas “raras” (englobando a las curiosas, divertidas y extrañas). Respecto a las noticias en video, según el estudio, no tienen el ascenso esperado en audiencias. Los jóvenes encuestados a este respecto opinan que tardan demasiado en descargarse y abandonan la noticia por este motivo.

Datos Estudio General de Medios

Según los datos del Estudio General de Medios (EGM), en el resumen octubre 2013 a mayo 2014, la franja de usuarios de los jóvenes entre 14 y 19 años acceden a la información en internet por encima de la media de los encuestados: 86,1,%, en el caso de los jóvenes entre 20 y 24 años y el 86,3% entre la población de 14 a 19 años. Esta cifra es muy cercana al consumo televisivo que se encuentra en el 84,4 % y 83%, respectivamente.

Respecto al consumo de prensa y revistas, en la franja de menores de 19 años el 21,9% se declara consumidor de diarios, el 8,8% de suplementos y un 45,4% de revistas. Para los mayores de 19 años hasta los 24, las cifras de consumo en diarios es un 26,1%, suplementos el 9,2% y de revistas un 47,3%.

Puede observarse como entre los más jóvenes, como en las edades más cercanas a la mayoría de edad y sobrepasando ésta, desciende el uso de Internet, suplementos y revistas ligeramente y aumenta su interés en los diarios, aumentando su consumo desde el 4,6% al 5,1%. En proporción con el resto de la población representan:

grafico-egm

 

 

Este estudio, tiene como objetivo analizar la demanda en España de la información periodística entre los jóvenes, la ausencia de oferta de un producto que se ajuste a sus intereses, gustos y comprensión y la necesidad de medios que adecuen sus mensajes a la Generación Digital.


Adolescentes y jóvenes en la Red

Las características de esta generación se encuentra íntimamente ligada a la realidad de las redes digitales, como es el hecho de tener gustos y preferencias globalizadas en la música, la moda, las subculturas juveniles, y que se suceden simultáneamente con acceso al conocimiento.

Poseen un dominio de las TIC superior al de sus mayores, una mayor equiparación entre los sexos, una gran soltura con el inglés como lengua común y la movilidad geográfica no supone un problema. Están acostumbrados con la comunicación y el uso de servicios en “tiempo real” dando prioridad a la imagen y lo audiovisual frente al texto tradicional.

La Generación Digital está siendo la primera en experimentar una serie de cambios drásticos en el procesamiento de la información y el acceso a la misma. Están conectados simultanea y globalmente, y acostumbrados a un acceso discontinuo a la información y al aprendizaje gracias al acceso permanente desde sus dispositivos a cualquier punto del planeta y la gran oferta de canales y medios.

Esto genera la necesidad de un aprendizaje más interactivo, secuencial, antes que lineal (con principio y fin). Posible, gracias a las facilidades que para la comprensión y el aprendizaje autónomo dispensan las “ayudas”, tutoriales, chats y foros de discusión, el acceso ilimitado a cabeceras, bibliografías, etc. La capacidad de autoaprendizaje aparece con la necesidad de experimentar “lo nuevo”, siendo conscientes de que ningún adulto cercano puede aportarles conocimientos y ayuda.

Quieren todo rápido y sin mucho esfuerzo, poseen menores habilidades para la comunicación verbal y las relaciones amistosas son menos profundas…]

Todo ello, unido a su domino de la tecnología y capacidades para las herramientas digitales, generará la necesidad de redefinición de los entornos educativos, laborales y políticos.

 

Infornívoros

Frank Schirrmacher[1] los describe en el entorno de la relación docente como “infornívoros” (organismos que consumen información para existir). Poseen mayor pericia en el procesamiento de información de forma rápida, cuantiosa y de diversas fuentes, aunque sin reflexión previa, ni posterior sobre el enlace o el medio seleccionado.

Se sienten más motivados por el placer de “navegar” ya que entre otras razones, se encuentran más preparados para los interfaces en los cuales la distribución de la información es diferente: el texto ilustra la imagen y no al contrario, como sucedía en el soporte papel; es muy intensa gracias al hipermedia, los hipertextos y los múltiples vínculos, pasando de ventana a ventana, consultando distintas fuentes y medios, y realizando varias tareas al mismo tiempo.

Se trata de un grupo generacional condicionado por unos métodos de distribución de la información, de las tareas, el juego y el aprendizaje de corte conductistas (refuerzo/castigo) que, como en los videojuegos y en la autoinstrucción on-line, estimulan el afán de logro, tanto como de recompensa significativa y concreta como inmediata. Destaca Ángeles Rubio en su estudio sobre la generación digital[2] y la cultura juvenil, como estas diferencias les distancian desde el punto de vista cognitivo, ejecutivo y procesual de las generaciones anteriores y que repercutirá en la forma de pensar, aprender, reflexionar, trabajar y desenvolverse.

Quieren todo rápido y sin mucho esfuerzo, poseen menores habilidades para la comunicación verbal y las relaciones amistosas son menos profundas aunque tienen mayor capacidad para organizarse a través de los medios que combinan las comunicaciones con los nuevos dispositivos. Todo ello, unido a su domino de la tecnología y capacidades para las herramientas digitales, generará la necesidad de redefinición de los entornos educativos, laborales y políticos.

 

Influencia de los nuevos medios en la sociabilización

 

Por tanto, con el término Generación Digital quiere expresarse un conjunto de oportunidades y amenazas con las que los adolescentes y jóvenes actuales tienen que manejarse, adoptando los nuevos medios digitales de forma preferente y como ámbito de identificación. Un hecho diferencial con respecto a generaciones anteriores que, como tal, interesa e inquieta a la población adulta.

 La sociabilización de los adolescentes al igual que en otras anteriores se mueve por las mismas razones e inquietudes, sin embargo, en la actualidad son más abiertas, permitiendo entrar en contacto “online” o entablar ciertos lazos de amistad sin previamente conocerse en el modo “offline”. Las motivaciones suelen tener las mismas causas que se establecen en las relaciones del colegio, barrio, etc. Las coincidencias de gustos musicales, activismos e intereses continúan siendo el denominador común en las relaciones entre los jóvenes.

La adolescencia es la fase fundamental en la formación de los valores, se trata de un período de gran inestabilidad y cambios profundos. Los compañeros, además ejercen una importante influencia, son a menudo más importantes que sus padres. Durante esta etapa construyen la realidad, y establecen los vínculos con el mundo exterior. De ahí la importancia de la información recibida de los agentes de socialización, que como la televisión, la prensa y más recientemente Internet y en general los nuevos medios, comienzan a anteponerse a los de socialización primaria (escuela y progenitores) cada vez de forma más temprana.

A través de los nuevos medios, los chicos y chicas aprenden qué es lo aceptable e inaceptable en su propio grupo social juvenil y su sexo desde edades muy tempranas. Los contenidos parten más de si mismos, la privacidad adquiere un nuevo concepto, situando en una tenue línea lo público y lo privado.

La adolescencia es la fase fundamental en la formación de los valores, se trata de un período de gran inestabilidad y cambios profundos.

 

Pero el aspecto clave[3] que procura este paulatino cambio entre adolescentes y jóvenes (que corre paralelo al crecimiento y generalización de las redes sociales), es que ya no parecen diferenciar entre la presencia online y offline como realidades distintas y, sobre todo, alternativas. Cuando la presencia en las redes es constante y los dispositivos tecnológicos acompañan en todo momento a sus usuarios.

Constantemente se producen y se reflejan las cosas “importantes”, que se alternan de la pantalla del smartphone a la conversación presencial (puedo estar de fiesta con los amigos y al mismo tiempo discutiendo con la pareja por teléfono, por ejemplo).

 

Datos de usos y hábitos de las TIC entre los jóvenes

 

Según el Instituto Nacional de Estadística, el 74,8% de los hogares con al menos un miembro de 16 a 74 años dispone de ordenador en el año 2014, una cifra ligeramente superior (1,5 puntos) al 2013. Del conjunto de productos TIC investigados en la encuesta de este año, el lector de libros electrónicos es el único que muestra un comportamiento claramente expansivo, 5,6 puntos más que en la encuesta anterior, estando disponible ya en el 20,0% de los hogares.

INE
Porcentaje de equipos tecnológicos en hogares. (Relación 2013-2014) Fuente: Instituto Nacional de Estadística, 2014

La proporción de uso de tecnologías de información por la población infantil (de 10 a 15 años) es, en general, muy elevada. Así, el uso de ordenador entre los menores alcanza el 93,8% y el 92,0% utiliza Internet.

Por sexo, las diferencias de uso de ordenador y de Internet apenas son significativas. En cambio, la disponibilidad de teléfono móvil en las niñas supera en más de tres puntos a la de los niños.

La evolución de los resultados, según la edad, sugiere que el uso de Internet y, sobre todo, del ordenador, es una practica mayoritaria en edades anteriores a los 10 años. Por su parte, la disposición de teléfono móvil se incrementa significativamente a partir de los 10 años hasta alcanzar el 90,3% en la población de 15 años.

La disposición de móvil (63,5%) aumenta medio punto respecto a la encuesta anterior, lo que viene a romper la tendencia negativa en la evolución de esta variable desde 2009.

INE2
Porcentaje de menores usuarios de TIC por sexo y edad Fuente: Instituto Nacional de Estadística, 2014

 

Próximo Post: La información y los jóvenes. El interés por la información.

 

Referencias 

[1] Cfr. Brockman, John: “A Talk With Frank Schirrmacher, The age of the informavore” [en línea]. EE.UU., Edge.org. Disponible en < http://edge.org/3rd_culture/schirrmacher09/schirrmacher09_index.html > [Consulta: 9-12-2014]

[2] Cfr. Rubio Gil, Ángeles: “Generación digital: patrones de consumo de internet, cultura juvenil y cambio social” [en línea]. España, Injuve.es. Disponible en < http://www.injuve.es/sites/default/files/RJ88-14.pdf > [Consulta: 3-12-2014]

[3] Cfr. Megías Quirós, I; Rodríguez San Julián, Elena: Jóvenes y comunicación. la impronta de lo virtual, FAD, 2014, pp. 118

 

En esta sección iré publicando el estudio que realicé durante este año al respecto de la información periodística y los jóvenes de esta generación. Para no extenderme demasiado, iré publicando por epígrafes cuyo contenido pueda leerse como un bloque completo. Espero que les sea útil.

Primer Capítulo:

Índice:

1.- Delimitación de la Generación Digital, perfil y hábitos. Perfil de la Generación Digital

2.- Adolescentes y jóvenes en la Red. Influencia de los nuevos medios en la socialización. Datos de usos y hábitos de las TIC entre los jóvenes

3.- La La información y los jóvenes. El interés por la información

4.- Estudios previos, análisis del consumo de información en los jóvenes. Datos investigación de Reuters Institute Digital News Report 2014. Datos Estudio General de Medios

El concepto de generación[1] parte de pensadores como Wilhelm Dilthey (1865) o Karl Mannheim (1928), quienes lo consideraron fundamental para la comprensión de la historia. El término ha sido a veces acotado para designar a los grupos humanos nacidos en fechas cercanas, influidos por un mismo contexto cultural, social, político y económico y que puede trascender fronteras y culturas.

 El sentimiento de pertenencia a una generación es una construcción colectiva que expresa puntos de encuentro acerca de un determinado pasado, ciertos valores y semejanzas de las aspiraciones[2]. Se convierte en un método útil para estudiar la cultura de una época, resaltando el crecimiento en común y la influencia de vivencias colectivas de cada grupo generacional.

Para autores contemporáneos como Claus J. Tully[3], el estudio de las generaciones debería ser revisado ya que niños y adolescentes crecen conectados a la red y mediante esta actividad pueden postergar el aprendizaje de otras competencias sociales. La experiencia con las innovaciones técnicas es un aspecto fundamental que debe ser considerado, ya que distingue nítidamente cada generación de la inmediatamente anterior y posterior. De ello hemos tenido ejemplos como el disfrute de la radio, la iniciación en los “tocadiscos”, el televisor, el teléfono móvil.

La generación objeto de este estudio, en sí misma posee características diferenciadoras de sus predecesoras, ya que el hecho de crecer en la sociedad moderna supone a grandes rasgos cambios fundamentales y únicos respecto a las anteriores.

En primer lugar, la modificación de las relaciones familiares, en segundo lugar la reestructuración de las fases de la niñez y de la juventud ya que los cambios en la vida cotidiana de los niños está causando una adolescencia más temprana y de una autonomía más tardía debido a la prolongación de la etapa educativa. El tercer cambio fundamental, un crecimiento continuo de los aparatos técnicos en el día a día.

Esto es debido a los importantes cambios acontecidos en la ultima década en las comunicaciones globales con la aparición y rápida expansión de los dispositivos portátiles con conexión a internet. Cabe destacar que el relativo bajo coste de la tecnología de última generación ha permitido una accesibilidad a la practica totalidad de la sociedad española.

Es por lo tanto imprescindible para comprender el perfil de este grupo de población sus hábitos sociales en los cuales el uso de internet es fundamental. Las nuevas tecnologías y las redes sociales han pasado a formar parte activa de las estrategias emocionales, las expectativas y los referentes simbólicos de la juventud[4].


El término “Generación Z” fue popularizado por la agencia de publicidad Sparks & Honey en el estudio realizado en Nueva York y difundido como “Conozca a la Generación Z y olvide todo lo que sabe sobre los Millenials”.

 

Es la población más joven (16-24 años), la que más usa Internet y las redes sociales[5], de tal manera que a medida que aumenta la edad, disminuye su uso intensivo. Respecto a las finalidades, la población de 15 a 29 años utiliza Internet fundamentalmente para enviar y recibir correos electrónicos (80,4 %), participar en redes sociales (91,3%), buscar información (73,9%) y descargar audiovisuales (62,6%). Por otro lado el 14,6% del total de las compras en internet la realizan los jóvenes de 16 a 24 años.

Partiendo de esta estrecha vinculación entre el aspecto tecnológico y social. Su estudio siempre implica de algún modo observar su relación con el mundo, sus costumbres, la forma de ver y relacionarse con la sociedad y la familia, a través del uso de las nuevas tecnologías en un mundo globalizado.

Perfil de la Generación Digital

 

Son la generación de nacidos entre 1994 y 2004, han nacido y crecido rodeados de nuevos medios, que utilizan en su día a día para comunicarse, formarse, entretenerse, y que representan el segmento de la población más activo en su uso. Su habilidad para el uso de las tecnologías es muy superior a la de sus progenitores, lo que les ha llevado a entender las redes digitales como una oportunidad y forma de vida. Todo ello salvando no sólo las diferencias entre países o las fronteras, sino las propias diferencias culturales y socioeconómicas.

Con esta definición de Generación Digital[6], encontramos autores que la denominan también, Nativos digitales (Premsky, 2001), Net-generation (Tapsccot,1996), Generación interactiva (Bringué y Sádaba, 2008), Internet Generation (Generación I), Generación Z o Byte.

El término “Generación Z” fue popularizado por la agencia de publicidad Sparks & Honey en el estudio realizado en Nueva York y difundido comoConozca a la Generación Z y olvide todo lo que sabe sobre los Millenials”.

Encontró que:

  • El 60% de los miembros de esa generación desea un trabajo socialmente útil frente al 31% de la Generación Y.
  • Son “emprendedores”, el 72% quiere iniciar su propia empresa
  • Son sensibles a lo comunitario, el 26% realiza ya voluntariado en algún sitio.

Son, además, mucho más cuidadosos con su salud: fuman y beben menos que sus hermanos mayores. Son tolerantes y menos propensos, además, a asumir los tradicionales roles de género.

Según Don Tapscott[7], prefieren ser más inteligentes que guapos. Y el investigador australiano Mark McCrindle[8], asegura que son “la generación más conectada, educada y sofisticada de la historia. No sólo representan el futuro: lo están creando”. Refiriéndose a los niños y niñas creadores de aplicaciones, software y diseños, hábiles en el ambiente digital creado por sus mayores y que se dedican a innovar e inventar cosas útiles y concretas para resolver situaciones difíciles. La combinación de los medios digitales con el llamado crowdsourcing y la educación online gratuita, han impulsado a esta generación de una manera que no tiene precedentes [9].

Dolors Reig, autora de Los jóvenes en la era de la hiperconectividad [10], ha extraído las diez características diferenciales de la llamada Generación Z, que abarca a los nacidos desde mediados de los 90 hasta nuestros días:

  1. Resiliencia: Para ellos se vuelve cierto el viejo refrán de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Se trata de una generación que ha tenido que vivir acontecimientos y situaciones sociales (terrorismo, recesión económica, etc. ) especialmente duras. Algunos autores les definen como “rebeldes con causa”[11], a veces refugiados en juegos y redes sociales que en muchos casos les proporcionan satisfacciones que la realidad no lo hace.
  2. Realistas
: Si la generación Y era optimista, la generación Z es realista. Saben, por el carácter global de las noticias y el calibre de acontecimientos como el 11M, el 11S, las crisis económicas o la violencia en las escuelas, que el mundo puede ser un lugar muy peligroso, lo cual les convertirá en adultos más precavidos, y con mayores deseos de crear un mundo mejor.
  1. Conexión global, Compromiso: Es su característica fundamental, al ser los usuarios mayoritarios del socialmedia donde se hace más fácil conocer injusticias, tomar partido en determinadas causas y organizar acciones o trabajos colectivos aumentando con mucho el poder individual.
  1. Activistas: Internet, el poder de la organización sin organizaciones y la abundancia de conocimiento disponible, suponen herramientas puestas a disposición de la inquietud por crear un mundo mejor irán dando, sin lugar a dudas, sus frutos.
  1. Más inteligentes: Si bien se tienen más dificultades a la hora de almacenar datos, la inteligencia fluida, la resolución de problemas y el IQ en general han mejorado desde los 90. Los videojuegos entrenan capacidades cognitivas como la resolución de problemas, la flexibilidad ante situaciones nuevas, etc. Pierde importancia el almacenamiento de información (todo está en Google), liberando recursos cognitivos para la resolución de problemas.
  1. Libres
: No son leales a las marcas y no lo serán a sus futuros empleadores. Sus padres han sido despedidos, ya no se muestran sumisos a la publicidad tradicional, pueden hacer uso de la inteligencia colectiva contrastando en las redes sociales cualquier cuestión, pueden mostrar, en definitiva, mayor libertad de elección que cualquier otra generación en la historia.
  1. Maduros: A pesar de que la poca capacidad de demora de la recompensa, la exigencia de inmediatez, era considerada en la era pre-internet como una característica de inmadurez, los jóvenes de hoy muestran otros rasgos de madurez temprana. La exposición a imágenes sexuales y violentas, noticias  de todo tipo desde muy pequeños, puede ser un elemento relevante.  El juego se convierte en este caso en una válvula de escape que se mantiene en la vida adulta.
  1. Divertidos: Son jugadores natos[12]. El auge de la gamificación del puesto de trabajo o los social media, de los juegos educativos, la aplicación de dinámicas de juego a cualquier proceso que pretenda motivar a esta generación, responde a esta necesidad.
  1. Apasionados
: Mucho más conscientes, a una edad más temprana que nunca, de sus pasiones, orientación vocacional, de lo que quieren hacer en la vida. El acceso a más información jugará ese papel para ellos. Tendrán más oportunidades de desarrollarlas, integrando comunidades con los mismos intereses o publicando en blogs, redes sociales, etc. acerca de todo ello.
  2. Familiares: Como se menciona en Los jóvenes en la era de la hiperconectividad, están Estos entornos constituyen redes de intereses en las que los padres, además, pueden acompañar y animar cada afición, consumen los mismos medios en mayor medida que en otras generaciones, manteniéndonos en mayor sintonía la relación intergeneracional.

Del estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), ‘Jóvenes y Valores’[13], coordinado por Francisco Javier Elzo[14], se extraen conclusiones significativas sobre el mapa de la juventud en esta generación, diferenciándolos en cinco grandes grupos, con visiones del mundo, inquietudes y motivaciones especiales. En un análisis anterior de 2006, Javier Elzo, ya distinguía a estos cinco tipos de jóvenes en su obra Los jóvenes y la felicidad [15].

Las características básicas de esta generación y su predecesora, la generación Millennials[16] constata un cambio sustancial en cuanto a las características y los porcentajes manejados. Las diferencias básicas según el autor son:


WE: Generación Digital (nacidos entre 1995- actualidad)

ME: Generación Millennials (nacidos entre 1981- 1995)

Tipo 1:

  • WE: (22,1%) “Conservadores integrados” quieren otro tipo de sociedad pero sin revoluciones.
  • ME: (27,5%) El más numeroso y caracterizado por tratarse de jóvenes integrados, demócratas y progresistas.

Tipo 2:

  • WE: (28,2%) “instaladas en el presente”, que tienden al “autismo social”, desconfían de lo público y no son incívicos.
  • ME: (15%) Caracterizado por su rigor moral y por la importancia de la vida privada.

Tipo 3:

  • WE: (21%) “Los líderes del futuro”, rebeldes con causa y un tanto confusos que saben que quieren otra sociedad, están dispuestos a trabajar por ella, pero no tienen claro el modelo, no les gusta lo que hay y no ven muchas alternativas.
  • ME: (24,2%) Se caracteriza por se otro numeroso colectivo libre, disfrutador, de clase social elevada y con más recursos económicos que la media, elevada permisividad ante los comportamientos privados, aunque adolezcan de insolidaridad y abuso de poder.

Tipo 4:

  • WE: (14,4%) “El que sostiene el tópico”, los incívicos despreocupados, egoístas y relativistas.
  • ME: (7,8%) Se caracteriza por el predominio masculino, la indiferencia moral, sin horizontes vitales y que legitiman la violencia.

Tipo 5:

  • ME: (24,7%) Es el grupo mas conservador, éticamente exigente y el más religioso.
  • WE: (8%) Son de clase social baja y baja formación, pero muy religiosos. Son los que confían más en las instituciones y los que más se posicionan en la derecha.

Próximo post: Adolescentes y jóvenes en la Red

 

Referencias 

[1] Cfr. Rubio Gil, Ángeles: “Generación digital: patrones de consumo de internet, cultura juvenil y cambio social” [en línea]. España, injuve.es, Disponible en < http://www.injuve.es/sites/default/files/RJ88-14.pdf > [Consulta 20-11-2014], pp. 201

[2] Cfr. Bertranau, C. J: Diccionario del pensamiento, Buenos Aires, Biblos, 2008, pp. 240-241

[3] Cfr. Tully, Claus J: “La socialización en el presente digital. Informalización y contextualización” [en línea]. Argentina, scielo.org.ar. Disponible en < http://www.scielo.org.ar/pdf/cts/v3n8/v3n8a02.pdf > [Consulta: 5-12-2014]

[4] N.A. Así lo demuestra el monográfico Jóvenes y comunicación: la impronta de lo virtual, de la colección de investigaciones del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud perteneciente a la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

[5] Datos Instituto Nacional de Estadística 2014

[6] Cfr. Rubio Gil, Ángeles:Generación digital: patrones de consumo de internet, cultura juvenil y cambio social [en línea].. España: injuve.es. Disponible en < http://www.injuve.es/sites/default/files/RJ88-14.pdf > [consulta 20-11-2014], pp 202

[7] Cfr. Tapscott, Don: “Grown up digital: How the Net Generation is changing your world” [en línea]. California, Grownup.com. Disponible en < http://www.grownupdigital.com/downloads/chapter.pdf > [Consulta 9-12-2014]

[8] Cfr. Mc Crindle, Mark: The ABC of XYZ: Understanding the Global Generations. Univ of New South Wales P, 2010

[9] N.A. Cita el caso de la estudiante Ángela Zhang de 17 años que en 2013 descubrió un protocolo para que los médicos detecten mejor los tumores en el escáner MRI. Jack Andraka, de 15 años, se hizo famoso con su barato y acertado detector de cáncer de páncreas.

[10] Cfr. Reig, Dolors: “Los jóvenes en la era de la hiperconectividad” [en línea]. España, Injuve.es. Disponible en < http://www.injuve.es/observatorio/noticia/los-jovenes-en-la-era-de-la-hiperconectividad-tendencias-claves-y-miradas > [Consulta 9-12-2014]

[11] Cfr. Anatole, Emily: “Generation Z: Rebels With A Cause[en línea]. España: Forbes.com. Disponible en < http://www.forbes.com/sites/onmarketing/2013/05/28/generation-z-rebels-with-a-cause/ > [Consulta 9-12-2014]

[12] Cfr. McGonigal, Jane: “Global Population vs Gamer”: “Un videojugador de 21 años lleva de media 10.000 horas de uso de videojuegos”

[13] El estudio, ‘Jóvenes y Valores’, ha sido presentado por el director general del Centro Reina Sofía de la FAD, Ignacio Calderón; su director técnico, Eusebio Megías y el catedrático emérito de Sociología de la Universidad de Deusto y coordinador del trabajo, Javier Elzo. Se basa en 1.003 entrevistas estadísticamente representativas a jóvenes entre 15 y 25 años y residentes en 82 puntos del territorio nacional.

[14] Catedrático Emérito de Sociología de la Universidad de Deusto e investigador social, cuyo trabajo ha sido dedicado especialmente a la juventud desde 1994.

[15] Cfr. Elzo, Javier: Los jóvenes y la felicidad: ‪¿Dónde la buscan? ¿Dónde la encuentran?, Promoción Popular Cristiana (2006), ISBN: 978-8428815734.

[16] Los Millennials, son aquellas personas nacidas entre 1981 y 1995 (aproximadamente) a las cuales en conjunto se les asocian unas características propias.

millenials1

Pese a que los jóvenes son los mayores usuarios de las nuevas tecnologías y más activos en redes sociales, la información periodística y los jóvenes no encuentran un punto de conexión. Los jóvenes no consumen noticias pese a todas las innovaciones realizadas por las distintas empresas informativas. Por otro lado son grandes consumidores de contenidos online, contenidos que en la mayoría de las ocasiones provienen de fuentes dudosas, sin contraste e inclusive falsas que ponen en peligro todo el proceso de formación y la base cultural del futuro adulto. (más…)