Quizás sienta algo de tristeza por despedir este año. Casi todos celebramos la llegada del nuevo, llenos de ilusión. Pero la nostalgia de despedir un año como este, me obliga a agradecerle todo lo que ha hecho por mi.

Un año que comenzó como todos, lleno de incertidumbres, más que promesas, fueron grandes retos por cumplir, fue como un salto al vacío…

2012 me privó de la compañía de un ser querido, que confío, nos esté esperando más feliz de lo que nos dejó. El no pudo contemplar sus nietos crecer, ni ver como superábamos la incertidumbre de un año tan convulso como este. No pude compartir con el los pequeños triunfos que este año nos regaló, aquellos pequeños sueños que poco a poco se convertían en realidad. (más…)