Los Resentidos


Resentimiento

Gente que lee sin entender, que mira y no ve nada. Programada para saltar bajo hipnosis sin reflexionar. Gente que cree defender a los que viven situaciones que jamás vivirán. Gente que cree saber lo que queremos los demás porque así lo quieren ellos. Gente que no aprendió a vivir en libertad. Súper protegidos en la infancia, en la adolescencia y en la supuesta madurez que nunca alcanzarán. Gente que vivió asfixiada por el paternalismo y el materialismo y se pierden porque nunca se encontraron. Gente triste y vacía por creer que disentir del grupo los expulsa y temen ahogarse en la soledad.

Hipócritas que critican todo aquello que les da la oportunidad de ser críticos. Condenan la libertad que disfrutan y les hacen estar donde están, el sistema que les permite ser lo que son. Son vacíos, amargados y resentidos, infelices y con mala conciencia. Si invirtieran sus energías en realizar sus vidas y construirlas no tendrían tiempo de intentar manipular la de los demás. Son personas tóxicas reunidas alimentando el rencor y abriendo heridas ya cerradas y olvidadas, aspirando a vencer batallas inexistentes.

No sueñan con un mundo mejor, sueñan controlar los sueños de los demás. Porque los sueños nos hacen ser especiales y conseguirlos nos hace únicos y posiblemente mejores a unos que a otros.

Porque ser especiales nos hace ser distintos y destruye toda aquella idea de igualdad que nos debe convertir en marionetas adoctrinadas. Intentan igualarnos los unos a los otros, eliminando nuestra individualidad con la premisa de estar con ellos o contra ellos, alienados contra no alienados.

Los moralistas de hoy no se conforman con decir lo que está bien o está mal, quieren decidir qué vamos a comer, cómo y cuándo, que debemos vestir, cómo ir a trabajar y hasta cuándo, dónde y cómo educar a nuestros hijos, cuanto debemos ganar por nuestro trabajo y quien merece trabajar y quien no.

Se vanaglorian de una juventud que se diluirá cuando menos se lo esperen porque envejecerán antes que los demás. Porque son los sueños los que nos mantienen jóvenes y una vez nos los roben no existirán nunca más.

Deciden qué filosofía debemos seguir y tratan de reordenar nuestras raíces para aproximarlas a lo que ellos pretenden. Sustituir nuestras bases morales y éticas por las suyas forzosamente bajo el estigma de lo socialmente aceptable e inaceptable.

Reinventan nuestra historia, nuestros éxitos y nuestros fracasos maquillando los suyos y justificando lo que la razón y la lógica jamás podría hacer.

Educan al rebaño a ser dóciles y mansos, anular su sentido crítico y cada vez que emerge alguien discordante tratan de aniquilarlo, lincharlo y amenazar su integridad. Educan a nuestros hijos y les hacen creer que la supervivencia parte de lo que los demás están dispuestos a dar.

Tratan de controlar todas las W’s de nuestra vida (who, when, where, what, why incluido el How), y de esta forma mantenernos en la ignorancia. Y nos dejamos, lo consentimos y callamos…
Y uno de los peores males de una sociedad es la ignorancia voluntaria y desgraciadamente cada día son más. Una sociedad a la que interesa no enseñar y conservarla en el miedo, en el miedo a no saber y ser capaz de sobrevivir sin ellos.

15 Comments

  1. “Uno de los peores males de una sociedad es la ignorancia voluntaria”, esa frase es desgraciadamente real y lapidaria. Magnífico Post!!!

    Me gusta

  2. “Educan al rebaño a ser dóciles y mansos, anular su sentido crítico y cada vez que emerge alguien discordante tratan de aniquilarlo, lincharlo y amenazar su integridad”.
    Sí, lo he vivido todo hace muy poco. Acabo de descubrir este blog y he leído ya tres posts seguidos.
    “Pero creo que no debemos etiquetar al tóxico como persona pesimista. Creo que el arma de estos tipos está en el camuflaje en la positividad (que no es otra cosa que la banalidad)”. Lo he leído en un comentario de otro post, se une a lo que dices en este, y lo certifico.
    Felicidades, lo seguiré con gusto.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Juan, es cierto lo que dices. Hay tóxicos que usan distintas estrategias… Unos la tristeza y vulnerabilidad y otros con el positivismo hipócrita.
      Bienvenido al blog y muchas gracias por participar! Un placer!!

      Me gusta

  3. Felicidades x gracias x compartir su pensamiento, es muy triste que esto se dé en la familia y lamentablemente de ahí sale el hombre a querer controlar su sociedad.

    Me gusta

      1. Estoy de acuerdo como siempre lo bordas, el tiempp que vivimos,lo tienen secuestrado este tipo de gente,con la ayuda de los medios audiovisuales

        Me gusta

  4. Qué podemos hacer? Estoy desanimada. Me siento en minoría y me siento impotente. Se oyen voces, manifestaciones, algarabías… En sentido contrario de lo que pienso. Las ideas inteligentes, las voces formadas suenan en auditorios minoritarios en voz baja. El populismo, la demagogia, lo fácil, se va abriendo camino.
    Habrá que subir la voz, tendremos que unirnos y apoyarnos en líderes inteligentes y honrados que reconduzcan la tendencia. Un saludo, Lola.

    Me gusta

    1. Somos más y muchos, no una minoría. Los medios de masas se están convirtiendo en el circo, o aquellos teatros populares donde todo vale por una buena audiencia. Pero no nos vamos a callar, verdad?
      Gracias por tu comentario y por compartirlo. Así llegamos a más y abriremos los ojos a todos los que estén dispuestos a escuchar

      Me gusta

Y tu, ¿ qué piensas? Puedes dejar aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s